02 febrero, 2008

Monstruoso: desde luego.

Oh, venga ya. ¿Monstruoso? ¿En serio? Un título tan intrigante y sugerente como Cloverfield (que es el sitio en el que encuentran la película, en la ficción), una inmensa maquinaria de márketing que ha hecho lo que ha podido para que el público no se entere de que "el gran desastre" y "el gran misterio" de la película es en realidad el Godzilla de toda la vida... ¿Y en España cambian el título por Monstruoso? ¿Por qué es un adjetivo? ¿Qué modifica?

Hay que reconocerles cierto mérito a los empresarios distribuidores que han ideado este verdadero Lost in Translation hasta las cejas de coca: creía que no podía tener menos ganas de ver Cloverfield, pero estaba equivocado; mi interés acaba de bajar todavía más y está ahora a la altura del dólar. En una cartelera que incluye obras maestras como En el valle de Elah y Juno, todos nosotros tenemos cosas mejores que ver.

3 comentarios:

Gemma dijo...

Una pequeña aportación: La nueva película del hasta ahora zapatero Daniel Day-Lewis que originalmente se titula "There will be blood", en castellano se ha traducido por "Pozos de ambición". Los comentarios los dejo para el autor del blog.

servidora dijo...

¡¡Gracias!! (me ha emocionado y todo la protesta... yo me quedé sin palabras...)

servidora dijo...

He visto esto y me he acordado de ti y de este post. La entrada de cine es real, no está retocada (¡me dicen!)

No sé muy bien de dónde viene el equívoco, pero investigaré si en ese cine hay sala "analógica" por contraposición a las "digitales" :-)

Un saludo...