24 diciembre, 2007

Razón y condición

Para esta Nochebuena, un mensaje del equipo de Windows Live:


Me extraña un poco que nos propongan diez razones para usar Windows Live y acto seguido pasen a enumerar diez condiciones. Una razón para usar Windows Live no es "Si tienes una cámara digital", una razón es "una cámara digital".

Luego está el hecho, menos grave, de que Windows tutee a todo el mundo. No estoy de acuerdo con los que creen que se va a acabar el mundo porque la gente se trate menos de usted, pero éste es un caso en el que el remitente no sabe a quién se está dirigiendo. ¿Y si uno de los receptores de este correo fuera la abuela jugona? ¿Qué diría ella?

04 diciembre, 2007

Aprender japonés (bien)

Aunque en vacaciones y puentes pueda parecer lo contrario, resulta que se encuentran menos hispanohablantes en el Reino Unido que en España. Como todo el asunto de leer y hablar en inglés ha perdido el misterio, ahora practico francés leyendo títulos tan interesantes, y dispares, como Las amistades peligrosas y Estupor y temblores.

También me he enganchado al podcast JapanesePod101. La página requiere suscripción y no estoy por la labor, pero mediante iTunes pueden suscribirse al podcast automáticamente y sin tener que hacer nada. Ya podíamos leer japonés, y sabemos qué manga comprar; ahora nos ponemos a escuchar.

Se trata de sesiones de unos 10-15 minutos y hay cuatro niveles de dificultad. Dos actores interpretan una conversación en japonés, en los niveles bajos repiten lo que acaban de decir más despacio, y luego la repiten una vez más, pero traduciendo cada frase al inglés. Entonces es cuando la cosa se pone interesante: es el turno de los comentaristas (tres japonesas y un americano) que hablan sobre la conversación y sobre el vocabulario y gramática que aparece en la misma.

Estas charlas son una verdadera maravilla porque hablan japonés como lo hablarían normalmente en una situación similar, de la forma más natural posible. Aunque el campo mejore, no es infrecuente que nos toque estudiar japonés con libros de texto dirigidos a hombres de negocios latinoamericanos, de manera que uno aprende a decir "reunión administrativa" y "visita guiada (a una fábrica o similar)" pero no "cine" o "mandar un e-mail". Por eso es un soplo de aire fresco, y extremadamente útil, oír hablar a profesores del idioma hablar de forma relativamente coloquial.

Y aunque comprar libros japoneses por Internet puede intimidar, no hace falta ser Superman para apuntarse a un podcast.

07 noviembre, 2007

Palabras por arroz


¿Le interesa poner a prueba su vocabulario inglés? Acabo de descubrir Free Rice, una página web que le pide que defina palabras. A cambio, dona arroz a través de las Naciones Unidas gracias a los anuncios que va viendo el usuario.

Además de la filantropía, lo interesante es que la página mide su nivel de vocabulario y va presentando palabras más o menos difíciles según el número de aciertos de cada uno. Hay 50 niveles en total, y debe de haber algunos bien oscuros porque yo no consigo pasar del 36. Aunque, para ser sincero, en lo que he tardado en donar un kilo de arroz me he estado moviendo más bien por los niveles 32-35.

Aunque podamos pensar lo contrario, en realidad los hablantes de lenguas romances tenemos ventaja sobre los ingleses en la definición de palabras raras. La mayoría son de raíz grecolatina, así que podemos adivinar el sentido general. Por ejemplo, "procurator", que nunca he visto usado en inglés, es mucho más frecuente y generalizado en el español "procurar".

Así que nada, prueben a ver.

05 noviembre, 2007

El español en internet

No se lo pierdan! El País informa de que a partir de hoy (día de Guy Fawkes, aquí en Londres: Remember, remember, the fifth of November) los caracteres de los que hace uso el español podrán usarse en las direcciones de internet.

Lo que no comenta, curiosamente, es que Juan Luis Cebrián le ha echado la bronca a Zapatero por saltarse a la torera la ortografía. También hay cotilleos en la sede de la RAE.

19 octubre, 2007

Asesinos toxicómanos

¿Sabían ustedes que "asesino" y "hachís" vienen de la misma palabra? Sigan leyendo mientras divago.

El tema de los videojuegos ya ha salido varias (una, dos, tres, cuatro) veces en CEL, pero probablemente nunca de forma tan tangencial: esta mañana, leyendo un avance de Assassin's Creed, me he enterado de que el asesino protagonista es un miembro de los hashashin, una orden que se dedica a cargarse gente. Mi primer pensamiento ha sido de desprecio: "Pffff, se han inventado un nombre que suene a árabe y que recuerde a lo del asesinato. Qué desesperados están".

Pero luego me he recordado a mí mismo que las cosas que uno se encuentra en la cultura popular pueden ser mucho más verídicas de lo que uno se piensa. El año pasado estuve leyendo 焼きたて!! ジャぱん (me dicen que en español se llama "Amasando"), un manga cómico sobre un panadero que compite para que el pan sea el producto nacional de Japón. En un capítulo en el que un payaso demuestra ser el príncipe de Mónaco y el director de un concurso de panaderos al mismo tiempo, confiesa también que su grupo sanguíneo es "el grupo Bombay", que sólo tienen un puñado de personas en todo el mundo.

Me eché a reír, porque era tan ridículo como el rey de Mónaco, que tiene cabeza de león en este cómic, pero por alguna extraña razón se me ocurrió mirarlo en Internet, y... es verdad. No se lo pierdan, es verdad.

Volvemos al presente. Ya entenderán que, después de que un cómic de panaderos me enseñara biología, tenga la mente abierta a que un videojuego me enseñe historia.

Así que vuelvo a meterme en Internet, y efectivamente, asesino viene de los dichosos hashashin (corrijan la romanización). Pueden ver la simple constatación del hecho en el DRAE, pero para no perderse toda la historia les recomiendo encarecidamente que lean el resumen del American Heritage Dictionary y lo compartan con sus amigos. Es fascinante.

17 octubre, 2007

El español en el deporte

La relación entre Europa y la industria de los videojuegos siempre ha sido algo extraña. "Extraña" no quiere decir "compleja", ya que se podría definir muy sucintamente diciendo que los europeos pagamos casi el doble por software y hardware mucho más tarde y en peores condiciones que EE.UU. y Japón. Hace poco Sony anunció que en Europa, tras el lanzamiento del nuevo modelo más barato de Playstation 3 cancelarían las versiones capaces de aprovechar el inmenso catálogo de juegos de PS2, a pesar de valientes intentos de protesta.

Ahora llega la noticia de que Madden, una serie de juegos que tienen que ver con algún deporte (éste no es mi campo, ya me perdonarán, me llama más la atención Rogue Galaxy), va a lanzar una versión en español. No sólo un juego en el que los textos estén disponibles en inglés, sino un producto totalmente localizado.

Este juego se pondrá a la venta en EE.UU., México y "ciertos países de Latinoamérica". Seguro que eso cubre más o menos toda la zona hispanohablante del mundo.

12 octubre, 2007

Los puntos sobre las íes

¿Se han enterado? Con esto del Día de la Hispanidad, esta es una noticia apropiada: El País se ha decidido a ponerse los puntos sobre las íes. Más concretamente, el acento de "país". La ortografía importa, oigan. Quién me lo iba a decir.

Lo más gracioso del artículo, es la justificación para la falta del acento, que viene a ser que "EL PAIS" era en realidad un icono, mirusté, un conjunto de líneas hermosas que casualmente formaron garabatos parecidos a letras que formaban un artículo y un sustantivo coordinados en género y en número.

También es significativo que la tilde sea parte de la remodelación del periódico para adaptarse a las nuevas tecnologías (esta moda del internés, que permite cosas como ver fotos de gatitos). No puede quedar más claro: la ortografía no sólo importa, sino que está a la orden del día.

04 octubre, 2007

Barzonear

Con mis últimas traducciones he estado aprendiendo varias palabras que no conocía, pero no es que sean muy interesantes: prión, Múrido y múrrino... La palabra de hoy es cortesía de un lector.

Hace poco, con ocasión del primer aniversario de Cuida Esa Lengua, repasamos algunas de las entradas más populares del blog: "ancilar" ha ganado en popularidad, y también aquella en la que puse una foto de Gámbito. Algunas veces, sin embargo (aunque espero que sean pocas), algunos internautas entran en CEL y no encuentran lo que buscaban. En concreto, esta perla encontrada entre los comentarios a una entrada anterior:

"Barzón" (vago) y "barzonear". ¿No les encanta? ¿No se les ocurre inmediatamente al menos una persona sobre la que aplicar ambas palabras? Miro en Google y apenas encuentro ningún uso real del barzoneo, todo son definiciones. Va a ser hora de ponerse las pilas.

30 septiembre, 2007

Extrañeza

En lo que a la cartelera se refiere, venir a Londres ha sido como viajar en el tiempo, y no sólo en una dirección. Me planto en Leicester Square y veo anuncios de películas que todavía no se han estrenado en España, otras que están en cartel ahora mismo y otras más que se estrenaron en casa hace cuatro o cinco meses. O sea, casi un año entero de cronología cinematográfica en un mismo sitio.

The Brave One, la última peli de Jodie Foster y un thriller que parece muy interesante y me muero por ver, es más o menos el único largometraje que creo que se ha estrenado a la vez en Inglaterra y en España. La diferencia es que en español se titula La extraña que hay en ti.

En la foto de la derecha, Jodie Foster se rasca la cabeza y se pregunta de dónde habrá salido el título español. No es que no tenga nada que ver con la peli: según leo en algunas críticas, la historia trata sobre una mujer que mata a un hombre en defensa propia y descubre con horror que casi como que le ha gustado la experiencia. La extrañeza, la culpa y la responsabilidad parecen temas centrales. Pero, aun así... ¿de dónde ha salido?

26 septiembre, 2007

El festival, en inglés

Cuando uno ha vivido el Festival Internacional de Cine de San Sebastián desde dentro, como periodista, ya no hay ninguna otra manera de vivirlo. Tuve acreditación de periodista en tres ocasiones, la última hace ya tres años aproximadamente, y cuando llega el Festival todavía me llevo la mano al cuello para acariciar la acreditación que ya no tengo, como el miembro fantasma de un amputado.

Parte de la diversión del Festival está en los folletos y tonterías que se reparten a la prensa, para cotillear qué distribuidores añaden regalitos, quiénes tienen el catálogo mejor impreso y quiénes apenas se han molestado en fotocopiar el programa. También es apasionante ir a una rueda de prensa en la que un estirado periodista de la BBC le pregunta a Woody Allen por las raíces shakespearianas del nombre Melinda y si lo eligió por su tradición cómica; la respuesta que obtuvo fue "Lo elegí... porque era fácil de escribir".

Ah, bueno, también están las películas.

Pero también las galas de premios, como la de Richard Gere. Si van a la página de vídeos del Festival, y eligen el Domingo 23, podrán ver la entrega del Premio Donostia al actor estadounidense. Gere, de lo más simpático y agradecido, correspondió a la efusividad del público y dijo que San Sebastián se conoce en todo el mundo. Eso a un donostiarra le llega muy adentro.

De hecho, Gere puso tanto interés en expresar su agradecimiento que tuvo que preguntarse por la notoria desorganización del Festival (en serio: pocas galas así de mal organizadas salen en la tele, es que ni los desternillantes VH1 Fashion Awards) y la falta de traducción de su discurso.

Aquí viene el gancho, escuchen. Edurne Ormazabal le contesta que todo el mundo entiende inglés. Y todo el auditorio se echa a reír. Y yo, viéndolo en el ordenador, también. Ah, fue un momento genial.

18 septiembre, 2007

El cambio de acento

Ahora escribo desde Londres, pero sigue habiendo material de estudio. Estoy viendo en los periódicos que, tras una operación de neurocirugía, un niño se ha despertado con un acento diferente. Por supuesto, en cuanto a alguien se le ocurrió que ahora tiene "acento de pijo", pues la liamos: ahora es imposible saber si de verdad existe el cambio de acento, o si existe el niño, o si existe la neurocirugía.

No sé si la noticia habrá llegado ya a los periódicos españoles, pero no creo que tarde. Recuerden que no nos libramos de la noticia (pronúnciese in-ven-ción) de que las vacas también tienen acento.

11 septiembre, 2007

El gran elefante rosa... español

Como informa el New York Times, en el reciente debate de los candidatos demócratas, orientado al electorado latino, hablar español estaba prohibido. De verdad, no metafóricamente. No es que hiciera mucha falta la prohibición, porque sólo dos de los candidatos saben hablarlo. Ninguno de los dos, ni de los otros, apoyó dar al español carácter de lengua oficial.

Y eso los demócratas. En fin. Sobre este tema, no se pierdan un fascinante artículo de Language Log sobre qué candidatos presidencia(b?)les hablan qué idiomas. Aquí siento la irresistible tentación de llevarme las manos al cielo ante la idea misma de que toda esta gente quiera ser presidente de los Estados Unidos sin saber un segundo idioma, pero luego me acuerdo: Zapatero.

10 septiembre, 2007

El español en el mundo


¡Buenas noticias para la lengua española alrededor del mundo! El Instituto Cervantes acaba de abrir su centro más grande en Tokio. Es una oración potencialmente ambigua: quiero decir que acaban de abrir su centro [más grande] [en Tokio], no [el más grande en Tokio]. Saco la foto de la página oficial.

Es un proyecto de lo más ambicioso: esa mole tiene siete pisos y espera recibir más de 5.000 alumnos en un año. Les daría el enlace al extenso artículo de El País, pero como quieren cobrar por él, pues no me da la gana. Si alguien se atreve a buscar la noticia en un periódico japonés, a ver si sale gratis, deberíamos empezar por la palabra clave セルバンテス, mejor en conjunción con 東京. Yo ya he probado, pero incluso con la ayuda de un diccionario no me acabo de aclarar.

09 septiembre, 2007

¿Existe el trabajo más allá de la carrera?

Señoras y señores, vayan poniéndose los patines, porque el infierno se ha helado. Angelina Jolie también se compra pijadas, cuando no está adoptando a la mitad de la población mundial. Y los filólogos tienen trabajo.

La más improbable de estas tres afirmaciones es sin duda la última. Al menos en el imaginario general la filología es una carrera que además de con un título se recompensa con un volante para el INEM; es una idea que a veces comparten hasta algunos filólogos. La gente, en general obedeciendo a un punto de vista bastante capitalista y muy ligado a la idea de producción, cree que en esto de las lenguas no hay negocio.

El suplemento Negocios de El País de hoy disiente, sin embargo, con dos anuncios para filólogos. Uno es de Santillana, que pide un filólogo (de Hispánicas) para ser asistente editorial, y el otro es de Oxford University Press, que busca un "lingüista experto en inglés y español".

Éstos son los que se anuncian. No hablemos ya de si se ponen ustedes a buscar, porque pueden acabar encontrando trabajo hasta traduciendo juegos para Nintendo. ¿Nos estaremos poniendo de moda?

Inmarcesible


El verano toca a su fin. Según nuestro esquema de las estaciones, al menos; según el calendario chino estamos en la segunda semana de otoño, lo que en mi opinión tiene más sentido. Lo que sí está claro es que no estamos en primavera, cuando se supone que florece todo, así que podemos utilizar la palabra de hoy para referirnos a los pequeños tesoros que no se marchitarán en invierno, como los pinos y la inflación.

Una búsqueda por Google revela que "inmarcesible" figura de manera prominente en el himno nacional de Colombia, que según Wikipedia debe ser reproducido, por ley, dos veces al día. No sé hasta qué punto será verdad, porque cualquiera se cree lo que lee en Internet (apenas me fío de estas líneas y las estoy escribiendo yo), pero para los lectores colombianos: qué cansino, ¿no?

01 septiembre, 2007

Saltan las alarmas


No sé qué harán en Zara con sus productos que sea tan preocupante, pero sus zapatillas están muy alarmadas. Los posavasos con espejitos no han otorgado declaraciones.

31 agosto, 2007

¡Felicidades a todos!

¡Felicidades, señoras y señores! El día de hoy pasará a la historia como el día en que Cameron Díaz cumplió 35.

Ah, sí, y también es el primer aniversario de este humilde blog que quizá esté usted leyendo ahora mismo. Para celebrar todo un año de malas traducciones y extraños artículos de prensa, echemos un vistazo a lo que nos dice SiteMeter de Cuida Esa Lengua.

Las visitas que ha recibido en todo este año son aproximadamente una cuarta parte (25%) de las que Language Log (enlace a la izquierda) recibe en un solo día, para que se hagan una idea, pero en cualquier caso CEL! ha conseguido colarse en los Favoritos de muchos internautas, que pueden encontrar esta página desde cualquier país del mundo.

La gran mayoría de visitantes llegan a CEL! mediante Google, con las búsquedas más insospechadas. Estoy empezando a pensar que cualquier búsqueda en Google resultará en un enlace a mi blog en algún lado.

De todos los temas que hemos tratado en este año, sin ningún lugar a dudas la entrada más popular ha sido Enlentecer y Lentificar. Admito cierta sorpresa; no sé por qué tanta gente siente curiosidad por uno de esos verbos, pero no pasa un día sin que alguien los consulte. Lo mismo pasa con "anosognosia", que es algo más reciente, y también "esterificar".

Sospecho que en este último caso la gente busca la definición de un término científico y no el antiguo neologismo del que hablo yo, pero no me voy a quejar.

23 agosto, 2007

El baúl de los recuerdos

Hoy toca añadir un par de entradas a la sección Renacimiento con las sugerencias de algunos lectores. Primero tenemos "occipucio":

Ya sabemos que los nombres anatómicos son algo difíciles de usar con soltura, pero ése de ahí arriba merece la pena sólo para poder referirse a una colleja como "lesión occipital".

Ésta de aquí es más versátil. Siempre es una decepción que un diccionario identifique dos palabras completamente, pero me gusta cómo suena: "langor". Otra manera de decir "languidez", "letargo", y también "sopor", otra palabra que debería usar más a menudo.

Todo esto me ha recordado la palabra inglesa torpor, que tiene básicamente el mismo significado. Ya que viene tal cual del latín, me da la sensación de que esa voz también debería existir en castellano como equivalente de "sopor". La razón me dice que es imposible que todas las palabras del latín tengan una equivalencia castellana, pero vaya, torpor tiene su qué. Mejor, torpid: ya lo estoy viendo: "Esta mañana estoy algo tórpido, me voy a hacer un café".

14 agosto, 2007

Aprendiendo con Murakami

Leí Sputnik mi amor y Al sur de la frontera, al oeste del sol cuando se publicaron en castellano, pero luego tuve que centrarme casi exclusivamente en leer libros para la carrera y dejé aparcado a Haruki Murakami (entre otros), el escritor favorito de uno de mis escritores favoritos, Daniel Handler. Ahora, ya licenciado, puedo permitirme el lujo de disfrutar de Kafka en la orilla, que no me gusta tanto como Al sur de la frontera pero que está muy lejos de carecer de interés.

Lo que nos interesa es que la traductora nos regala con dos palabras curiosas. la primera es "fucilazo":



Suena a "fusilazo", hasta se puede uno imaginar la comparación entre un relámpago y la detonación de un arma, pero nada: viene de focilis petra, pedernal, siempre según el DRAE. Me encanta lo específica que es la palabra, que se refiere a los relámpagos nocturnos y lejanos.

La segunda palabra suena como si alguien estuviera haciendo gárgaras, "agaragar":



El problema es que "agaragar" no encaja en muchos contextos, y a diferencia de la palabra anterior a ésta no le veo mucho juego metafórico. Bueno, quizá me ciega la subjetividad; a lo mejor las sustancias mucilaginosas están muy de moda y no me he enterado, que también puede ser.

12 agosto, 2007

Para leer japonés

Desde hace unas semanas he venido probando un programa que es el equivalente informático de la pura ambrosía. A todo estudiante de japonés que navegue con FireFox le interesará probar RikaiChan, un plugin que hace las veces de diccionario de japonés.

Lo que hace que sea tan útil es lo fácil que es de usar. Una vez está instalado, si voy a una página en japonés (por ejemplo, si me apetece comprar un comic tan interesante como Mahoraba, que por lo que sé no ha sido publicado en Occidente) sólo tengo que pasar el cursor por encima de una palabra para que salga su definición, directamente. Constan incluso elementos culturales, como en esta imagen:



Es realmente una herramienta de estudio, porque aparte de definir los kanjis en inglés, también dice cómo se leen y en qué forma gramatical están los verbos. Por ejemplo, un temible potencial/pasivo:



Así a priori puede no parecer nada del otro mundo, pero luego entra uno en BK1 y se da cuenta de que de repente puede entender prácticamente todo lo que pone. Y es un alivio saber que estoy comprando el libro que yo quiero y mandándomelo a mi casa, en lugar de comprar una enciclopedia de bailes folkóricos por accidente y mandársela a un completo desconocido en Singapur.

09 agosto, 2007

Garfield

Anosognosia en la historieta diaria de Garfield:


Me acuerdo también de Michael Caine en la última peli de Austin Powers, cuando dice que "Sólo hay dos cosas que no puedo soportar en este mundo: la gente con prejuicios hacia otras culturas y esos malditos holandeses."

06 agosto, 2007

Los pronombres nunca mienten

Para nuestra entrada número 100 la inspiración viene, cómo no, de Language Log. Desde hace unos días los dioses de la lingüística se han venido fijando en varias fuentes que dan consejos para saber cuándo miente la gente. Sin avanzados detectores de mentiras, realities ni sofisticadas drogas: oyendo cómo se expresa el sospechoso, que es mucho más barato. Observen [uno], [dos] y hasta [tres] entradas sobre el tema.

Parece que la moda del análisis de la mentira no es exclusivamente anglófona, porque ayer en la sección de preguntas y respuestas de XLSemanal surgió el mismo tema, casi con las mismas palabras. Llama la atención que tanto en los artículos ingleses como en el español se haga referencia a que usar pocos pronombres es señal de que el hablante está mintiendo. ¿Serán las mismas fuentes?

Bueno, en cualquier caso, ya saben. No usas pronombres = mientes más que hablas, tío. Dado que en español tenemos la desconcertante costumbre de excluir los pronombres personales cuando el verbo especifica claramente el sujeto, debe deducirse que los hispanohablantes por lo general debemos de soltar muchas más trolas que los anglosajones, por poner un ejemplo. Conozco a alguien que apoyaría la idea. Por lo menos no vivimos en una sociedad en la que el contacto visual es considerado descortés, porque entonces ya estaríamos todos para encerrar de tanto mentir. A mí también me suena de lo más científico y riguroso.

Como bonificación por haber llegado a la entrada 100, y ya que estamos leyendo en inglés, no se pierdan una merecida parodia de Spider-Man 3, tan brillante como mala es la peli.

03 agosto, 2007

Reflejos botánicos: el diccionario en su jardín

Anoche, leyendo La historia de Genji, me encontré con el verbo espejear. La definición de María Moliner es más extensa que la del DRAE:

espejear. *Brillar como un espejo. ·Particularmente, reflejar intermitentemente la luz, como un espejo moviéndose; como hacen, por ejemplo, las hojas de los chopos.

Esta definición me ha dado ganas de ver chopos. Me fijaría al andar por la calle si creyera poder distinguir un chopo de un cerezo. Un cerezo bonsái. Esto me recuerda que el año pasado tuvimos que hacer un trabajo de comparación de diccionarios (créanme: es más aburrido aún de lo que se imaginan), y las entradas más fascinantes del DRAE eran sin duda las botánicas.

Por favor, alégrense la visita de hoy y prueben con la buganvilla, o mejor, el geranio, o mejor todavía, la azalea: hermosas flores reunidas en corimbo. No sé qué les pasa a los académicos que al parecer se les cae la baba cuando se trata de definir nombres de árboles o plantas: no sólo dicen qué clase de planta es, sino que describen la forma de las hojas, las semillas, las raíces...Me hace gracia, pero no lo critico; al contrario, hace que las definiciones sean mucho más interesantes. El leer apreciaciones personales como que unas flores son "hermosas" no sabotea la imagen que tengo de los académicos ni hace la definición menos válida, incluso si no estoy de acuerdo con la calificación.

Por otra parte, también me han entrado ganas de usar el verbo "espejear" o su derivado "espejeante", porque desde luego vemos cosas espejeantes todos los días. Al encontrarme con la palabra, lo primero que se me ocurrió fue que yo habría usado "reflectante", pensando solamente en la cualidad de reflejar algo, pero es algo más. El diccionario Collins lo ha emparejado con el inglés glistening.

02 agosto, 2007

Hacer dinero traduciendo

El País, ayer: Dos intérpretes de la policía falsearon por dinero las declaraciones de inmigrantes.

Ya hemos mencionado repetidas veces en Cuida Esa Lengua que estaría bien que los traductores cobraran más, pero soy de la opinión (algo excéntrica quizá) de que la mejor manera de conseguir más dinero no es convertirse en el chulo de inmigrantes ilegales ya extorsionados por la mafia. Se trata de una sutileza que evidentemente no ha cuajado en el panorama de la ética profesional.

30 julio, 2007

Masi Oka, alias Hiro Nakamura

No sé exactamente por qué me gusta Héroes, una serie de televisión en la que un grupo de personas descubre que tiene poderes extraordinarios y como consecuencia se pasan toda una temporada sin hacer gran cosa, haciendo tiempo hasta un último episodio que cierra la serie de manera sosa y anticlimática (como nos recuerda The Editing Room en su última parodia). Supongo que lo de los poderes sobrenaturales engancha, a pesar de la pasividad de los personajes. Es una idea de lo más original.

¡Ajá! Se acerca el tema principal. Todo esto viene a cuento de que, al parecer, el actor Masi Oka habla español.



Por desgracia, en ese vídeo de arriba no se ve nada, pero es lo único que he encontrado. Recuerdo haber visto una breve entrevista con él en alguna alfombra roja, en alguna parte, en la que hablaba español con toda soltura. Si alguien encuentra algún vídeo más interesante, pues... Le dedico una entrada. No es el tipo de acontecimiento que se añade al currículum, pero bueno.

29 julio, 2007

Una palabra polifacética

Repasando el cuaderno en el que apunto posibles futuros temas para este blog, me acabo de acordar de una clase de literatura renacentista. En ella surgió el término vir facetus". Una rápida búsqueda en Google no me ha refrescado la memoria sobre el significado exacto del término, pero mi fiel diccionario de latín (no es la primera vez que lo cito) me dice:

facētus -a -um: elegante, lindo || alegre, amable, humorístico, placentero.

Lo primero que se me ocurre es preguntarme si de aquí viene "faceta", pero el DRAE dice que no, que viene del francés facette, diminutivo de face, que a su vez creo que viene del latín facies.

En su momento me acordé de la palabra inglesa facetious, que tampoco se ve usada muy a menudo. Dictionary.com revela que en este caso sí se trata de la misma palabra:


Todo esto es muy interesante y está muy bien y tal, pero ¿no tendremos nada parecido en castellano? ¡Pues resulta que sí!


Tiene su gracia, y creo que merece la penar pensar en qué frases podemos emplearla, pero tampoco se puede decir que sea de gran ayuda. Si le llaman "faceto" a alguien, puedan estar diciendo que es gracioso o que no es gracioso. Es una descripción que puede aplicarse por ejemplo a la abuela jugona, que a veces tiene ataques de cólera y jura como un camionero. Como "nimio", más o menos, es una palabra... ¡polifacética!

(silencio)

Bueno, no todos los juegos de palabras pueden ser brillantes, oigan, denme un respiro.

25 julio, 2007

¿Recuerdan "Pasado de vueltas"?

Los lectores más veteranos, o los que hayan curioseado por los vastos archivos de Cuida Esa Lengua (el equivalente informático de un par de carpetas rellenitas), recordarán que la primera entrada de este blog, hace casi exactamente un año, inauguró la categoría de Lost in Translation además del blog mismo. El honor fue para la película "Pasado de vueltas", de Will Ferrell.

Se han debido alinear los astros o converger las mareas o algo así, porque nuestros destinos se vuelven a cruzar. La nueva película de Ferrell, "Patinazo a la gloria", le enseña a la anterior que es posible romanzar un título sin mancillar horriblemente el original, Blades of Glory, que al igual que el título español juega con el tema del film, el patinaje artístico.

No voy a ver la peli, porque, bueno, es una peli de Will Ferrell. Pero me alegro de que el encargado misterioso de adaptar los títulos del señor Ferrell haya salido de rehabilitación.

23 julio, 2007

Horario in-in-interrumpido

Es hora de llevar mis habilidades fotoperiodísticas a la práctica. En este caso, sacando una foto. Fíjense en el horario (puede que necesiten hacer clic en la foto para ampliarla):



Al leer el periódico o al oír declaraciones en la televisión siempre se me ocurre que decir algo no hace automáticamente que sea verdad. Existen los llamados "actos de habla", por supuesto: cuando alguien con autoridad suficiente dice "Yo os declaro marido y mujer", ésa sí que es una situación en la que al pronunciar una frase se hace algo.

Pero no funciona siempre. ¡A mí cada 60 minutos me parece muy interrumpidamente!

20 julio, 2007

La Gran Muralla (idiomática) China

Me acabo de comprar el libro A Concise Chinese-English Dictionary For Lovers, de la escritora china Xiaolu Guo (consejo fruto de la experiencia personal: si van a encargarlo a una librería, lleven una nota con los datos escritos. Ni el título ni el nombre de la autora se prestan a ser deletreados con soltura). Apenas he leído treinta páginas, así que no puedo emitir un juicio cualificado, pero mi primera experiencia ha sido muy positiva.

Una de las razones por las que tenía tanto interés en conseguir esta novela es porque cuenta la historia de una extranjera que se va a estudiar a Londres, ciudad a la que yo mismo me voy a estudiar en septiembre. Pero lo mejor es que la novela está narrada por la estudiante china en primera persona, como si lo escribiera ella misma: en inglés macarrónico.

Me parece una idea genial, creativa y de gran interés lingüístico. La novela empieza con frases cortas, verbos mal conjugados, preposiciones incorrectas... Como hablan los no-nativos, vaya. Según avanza la novela y la protagonista estudia y aprende, su inglés va mejorando paulatinamente, hasta que al final vemos que se expresa con facilidad y fluidez.

Al contrario de lo que pueda parecer, leer una novela escrita en un inglés entrecortado y plagado de errores no se hace realmente cansino o incómodo. Al contrario, es una fuente constante de curiosidad y sorpresa. No puedo evitar pensar que tiene que ser una delicia leer el libro sabiendo chino, porque sin duda los errores gramaticales y las expresiones extrañas que cuela la autora son los que cometería un hablante nativo del chino; seguramente ha habido más reflexión detrás de las oraciones incorrectas que de las correctas. Dado que Xiaolu Guo es claramente competente con el idioma inglés, su "incorrección" es artificial, pero a fin de cuentas de eso va la literatura.

18 julio, 2007

¡Qué petardo!

Como diría Osaka, OH MY DIOS.

Ayer veíamos cómo una curiosa palabra inglesa tiene un equivalente en el castellano. Pues bien, hoy nuestras amigas de Go Fug Yourself nos han descubierto un caso inverso. No se lo van a creer, pero la palabra inglesa en cuestión es...

...PETARD.

¿No es magnífico? Cuando lo he leído en GFY, se me han abierto los ojos como platos, he corrido a consultar Dictionary.com con toda la velocidad que me permite mi precámbrica conexión y luego, habiendo confirmado con deleite y gozo malvado que el satisfactorio insulto de "¡petardo!" existe también en la lengua inglesa, he vuelto para compartirlo con ustedes.

Bueno, vale, parece ser que en inglés no se usa como un insulto, sino literalmente para referirse a un objeto explosivo. Pero oigan, de esto va la innovación léxica; la próxima vez que queramos decir obnoxious en inglés, probemos a decir petard.

17 julio, 2007

Vicario

Al escribir en inglés, me divierte encontrar ocasiones en las que valerme del término vicarious(ly):



Lo que no sabía es que el español "vicario" también tenía ese significado. A lo mejor es por ser fan de Roald Dahl desde antes de cumplir los diez años, pero a mí "vicario" me sonaba a clérigo. Afortunadamente, nosotros también podemos jugar con el sentido de hacer-X-a-través-de-Y, en frases tan cotidianas como "En su último videojuego, no nos queda más remedio que controlar vicariamente a Pamela Anderson como si fuera un carro de la compra al que le falta una rueda" o "Sólo he visto tres o cuatro episodios de Héroes; mi seguimiento de la serie ha sido vicario, a través de Televisión sin Piedad". Porque no seré el único que dice esas cosas, ¿no?

...¿No?

12 julio, 2007

Palabra de barrio

Los sábados, cuando quedan unos minutos de vacío televisivo entre la película de Cine de Barrio y el Telediario de las nueve, devuelven la conexión al estudio para que Carmen Sevilla bendiga a su audiencia, generalmente en relación con el tráfico (parece ser que hay un grandísimo número de conductores entre los espectadores de Cine de Barrio). Admito que mi interés por las películas del programa es tan tenue como el que tengo por las películas de trogloditas, pero un sábado sin las bendiciones es un sábado perdido. Se duerme mucho mejor cuando Carmen Sevilla le lanza un beso a uno a través de la pantalla. Incluso en los días en los que parece ir vestida con las cortinas.

Pues bien, este sábado la liturgia se vio interrumpida con el anuncio de que en la siguiente película aparece la propia Carmen Sevilla. La presentadora, reflexionando sobre lo joven que era entonces, nos confiesa que de todo el grupo ella era "la más ingenuina".

Al principio me eché a reír descontroladamente, pero oigan, después de pensarlo me pareció muy bien la innovación Sevilla. No sé si quería describirse como ingenua o genuina, pero creo que las dos le vienen perfectamente. Si alguna vez ha dicho algo así como "Lo dijo con verdadera ingenuidad", ¡no vuelva a hacerlo! Pruebe con "Lo dijo ingenuinamente".

10 julio, 2007

Las habilidades flexivas de los espíritus

Hace poco me compré Shadow Hearts: From The New World, la tercera parte de una saga de videojuegos. No es tan brillante como la segunda parte (uno de los personajes era Joachim, un vampiro rubio experto en lucha libre que usaba un atún como arma, y tenía entre sus compañeros a Gepetto y a la princesa Anastasia), aunque tiene sus momentos (uno de los personajes es Frank, un espía americano que ha aprendido el arte japonés del ninjutsu en una aldea ninja... situada en la selva brasileña. Ahora mismo lucha con un cactus gigante). El juego ya me interesaba de antes, pero me llevé una grata sorpresa cuando vi la parte de atrás de la caja:


¡Habilidades morfológicas sobrenaturales! ¡Toma ya! ¿Será éste un juego para filólogos, en el que para avanzar hace falta conjugar verbos latinos? ¿Combinar palabras en inglés, quizá? ¿Unir sufijos en castellano?

Nada de eso: el texto se refiere a la capacidad de la protagonista (cuyo mayor talento, por lo poco que sé, es el de quitarse más ropa de la que parece llevar puesta) para convertirse en criaturas mágicas. Cambiar de forma, vaya.

Por supuesto, este uso de la palabra "morfología" en realidad es correcto y apropiado y todo, pero no deja de sorprenderme encontrármela en la carátula de un videojuego. Ahora a ver si cuando llegue Rogue Galaxy consiguen introducir algún comentario sobre la sintaxis.

03 julio, 2007

Cuida esa lengua responde

Tras una semana sin actualizar, han tenido que ser los propios lectores los que me han llamado la atención para trabajar un poco, que el material merece la pena.

Carmen dirige nuestra atención hacia la palabra "tricota", que por lo poco que sé es lo que yo llamaría un jersey. Los más ahorradores quizá prefieran decir "tricotar" a "hacer punto".

Mireia, por su parte, propone "monjomio" como alternativa a convento o monasterio y consigue con su irreverente neologismo que me ría a carcajadas. Me dijo la palabra hace dos días y ya la he usado al menos tres veces. Es que con un poquito de esfuerzo sirve para todo. Una semana más de práctica y podría introducir "monjomio" en la declaración de la renta.

Luego está el inexplorado mundo de las imágenes que circulan por Internet, algunas de las cuales incitan a la reflexión lingüística. Me han mandado ésta, al parecer destinada a foros:


Una investigación posterior revela que el CCFVLS existe de verdad y tiene su propia página. Aunque ya he dicho aquí en anteriores ocasiones que las expresiones apocalípticas del tipo "el idioma, por no usarlo frecuentemente, está perdiéndose poco a poco y llegará un día que nadie sabrá escribir correctamente" (sic) me hacen encogerme de hombros con tanta fuerza que casi me salta una articulación, comparto totalmente la convicción de que siempre merece la pena prestar atención a la manera en la que nos expresamos.

Cuando tenía un LiveJournal solía tener la siguiente imagen como avatar:

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

¿No es brillante en su cáustica pulcritud? Siempre me lleva a pensar cuáles serían los errores ortográficos que pondríamos en la versión castellana de este avatar. "A ver si sabemos cuándo escribir 'haber'", "Hallar es encontrar, pero eso no quiere decir que haya algo"... Las redundancias del tipo "número PIN" (donde la N representa "número") y "el virus del VIH" (donde la V representa "Virus") desde luego se aplican al español.

26 junio, 2007

Yotsuba

En la serie de conferencias sobre la enseñanza del Español como Lengua Extranjera del Instituto Cervantes nos hablaron del mogollón de cosas que el profesor puede llevar al aula. Se puede enseñar español con películas, series de televisión, canciones, libros... Pero nadie nos dijo nada de los cómics.

Me parece extraño, porque con el cómic adecuado se puede practicar el idioma de una manera espléndida. Según mi experiencia el mejor de todos es Yotsuba, de Kiyohiko Azuma. Es desternillante y brillante a partes iguales, pero es especialmente útil para extranjeros. Les he dado el primer volumen a tres o cuatro angloparlantes, y todos han estado de acuerdo en que se entendía relativamente fácil y que era divertido de por sí. Sé que tienen razón, porque yo me he leído todos los tomos de よつばと! que hay en el japonés original: puedo atestiguar que para un estudiante extranjero resulta fácil de entender e interesante al mismo tiempo (dos cosas que son muy difíciles de combinar en el aula).

Lo que hace que Yotsuba sea tan fácil de leer es lo que debería tener todo cómic empleado para enseñar el idioma a un nivel elemental o intermedio:

  • En primer lugar, es realista: transcurre hoy en día y en nuestra sociedad normal. Las historias fantásticas o de ciencia ficción siempre tienen una gran cantidad de vocabulario técnico o específico, que puede resultar difícil de entender y de poca utilidad para el estudiante. Intenté empezar a leer un cómic sobre un panadero, pero madre mía, mi japonés no da para levaduras y fermentos.
  • Es comedia: las historias graciosas son más fáciles de entender en un idioma extranjero que las dramáticas, porque las bromas suelen limitar los diálogos a situaciones breves. Además, los comentarios de los personajes suelen hacer referencia a lo que aparece dibujado, lo que puede llenar las lagunas que produzca el texto.
  • Es coloquial, que no maleducado: éste es un aspecto importante. Mucha gente recela del registro en el que hablan en los mangas por miedo a sonar maleducados y ofender a alguien. Un cómic familiar como Yotsuba (o Azumanga, para el caso, que además también es del señor Azuma) no ofrece problema, porque gracias a una excelente traducción el español que hablan sus personajes es coloquial e informal, pero nunca realmente maleducado.
Todo esto lo he venido pensando por mi propia experiencia como estudiante de japonés, pero me ha servido para saber exactamente por lo que pasan también los estudiantes de español. Hoy mismo he estado leyendo el primer capítulo del primer tomo de Yotsuba con dos niños estadounidenses de 10 y 13 años de edad. El mayor se había comprado un tebeo de Batman, mientras que "el de la niña rara" era para el pequeño, pero a los cinco minutos los dos se estaban riendo con las rarezas de Yotsuba. Y lo más maleducado que han aprendido a decir ha sido "Eres un jetas". Será que no es español de verdad.

19 junio, 2007

Pulverulento


El plato de hoy es una forma diferente de decir "en polvo" o "polvoriento".

Se van a creer que me tiro horas pasando las hojas del diccionario para ver qué palabra rara encuentro esta semana, pero les aseguro firmemente que todas y cada una de las palabras de la sección Renacimiento las he encontrado en su hábitat natural, siendo usadas sin trampa ni cartón. "Verborragia", por ejemplo, surgió en una de las conferencias del Instituto Cervantes. "Anosognosia" apareció en Language Log. La de hoy la descubrí en un manual de seguridad laboral que he estado traduciendo (y del que he aprendido que todo, todo prende fuego. Estoy por comprarme un extintor de bolsillo). No hace falta ponerse a buscar palabras raras e interesantes en un diccionario, aparecen por sí solas.

16 junio, 2007

La universidad virtual

Que levante la mano el que alguna vez ha soñado con asistir a una clase de lingüística en el MIT. Yo no contesto porque entonces tendría que seguir tecleando con una sola mano.

Ahora este sueño está algo más cerca de hacerse realidad gracias a iTunes U[niversity], una nueva sección de la tienda de iTunes que permite descargarse clases, conferencias y demás grabaciones que cedan las universidades que quieran.

No he podido probar el invento personalmente, porque con la conexión que tengo acabaría antes yendo a EE.UU. en piragua y cursando el doctorado allí mismo (y ni siquiera exagero), pero como espectador me parece una idea excelente. Compartir información es el ideal de Internet, y las aulas de una universidad son un buen sitio para encontrar información. Aparte de la mera sed de conocimientos, poder descargarse clases tiene que ser muy práctico para estudiantes que se pregunten si merece la pena matricularse en una asignatura en lugar de otra, por ejemplo.

Y luego está el orgullo de poder decir que uno sabe lo que están enseñando en la otra punta del mundo.

14 junio, 2007

Para terminar de arreglarlo...

¡No somos los únicos que nos preocupamos por las pésimas traducciones de los títulos de películas! Ayer, el diario Metro publicaba un artículo sobre las salvajadas que se cometen en este ámbito de la traducción.

Aparte de dar unos cuantos ejemplos (tarea poco digna de elogio, ¡porque hay tantos...!), el redactor se ha molestado en preguntar por el proceso a las distribuidoras. El testimonio de las mismas, por desgracia, no es más que morralla publicitaria. Por un lado es una burda mentira que el título se elabore según el público, porque me niego a creer que "Soñando soñando... triunfé patinando" nos atraiga a los españoles a un nivel espiritual más intenso que "La princesa del hielo". Por otro lado, el que participe toda una reunión ejecutiva de gente en estas atrocidades no es algo positivo, es chocante y triste. O sea, no se lo pierdan, las malas traducciones no son obra de la desgana y la falta de esfuerzo, son premeditadas y colectivas. Pues sí que vamos bien.

08 junio, 2007

Sesión continua

Ya llevo casi una semana entera sin ir al cine y ya me está entrando mono. Mientras perdemos el tiempo, los proyectores de nuestras salas de cine arden con el celuloide de títulos mal traducidos. Vamos a tener que meter doble turno o algo así para repasarlos todos.

Empecemos con Blood and Chocolate, que se ha convertido en "La marca del lobo". En este caso la rutinaria pérdida de interés que las distribuidoras infligen sobre las películas al cambiarles el nombre puede ser algo bueno, porque he oído que ésta es de las malas. Y lo digo con todo respeto por las familias de licántropos que no tienen presupuesto para disfrutar de secuencias de transformación.

Luego está Chromophobia, un caso más alarmante. Aquí tenemos un título de raíz griega que resulta automática y perfectamente reconocible para los hispanohablantes. Se cambia la ortografía para obtener "Cromofobia", y ya está. Pues no, el filme (que para más inri es de 2005, no se lo pierdan; si las películas tuvieran fecha de caducidad ver ésta nos daría una indigestión) se llama en nuestras pantallas "Alta Sociedad".

Catch and Release, por su parte, es "A vueltas con la vida". Me pregunto si la referencia deportiva del título original habrá originado las "vueltas" del español". También me pregunto si les estaré dando demasiado crédito a los empresarios anónimos al buscar razones para sus títulos.

No se pierdan tampoco A guide to Recognizing Your Saints. Ya hemos hablado aquí de una de las razones válidas para mutilar títulos: los nombres extranjeros que pueden no significar nada para nosotros. Tomen por ejemplo The Prize Winner of Defiance, Ohio, otra peli del 2005 que está hoy en nuestros cines correctamente titulada "La ganadora". Incluso sabiendo que Ohio es uno de los Estados Unidos, no tenemos las asociaciones con las que podía contar el título. Pues nada, la peli de Robert Downey Jr. se llama aquí "Memorias de Queens". Éste es un caso de un título perfectamente comprensible (especialmente para una cultura con santoral) al que no se le quitan, se le añaden los nombres extranjeros.

Ya ven cuánto material. Y todo esto sola y exclusivamente por lo que respecta a las películas que ahora mismo están en cartel. Una cosa está clara: señoras y señores, no sabemos lo que vemos. Por lo menos, no sabemos cómo lo bautizaron sus creadores, los únicos que tendrían que tomar esa decisión.

Menos mal que los empresarios locales sólo pueden traducir los títulos. Si también pudieran mangonear películas, la reflexiva y fascinante Half Nelson igual se habría convertido en en un musical setentero.

05 junio, 2007

Pragmática

Este fin de semana he asistido a una conferencia sobre la pragmática en la enseñanza del español como lengua extranjera (ELE, para entendernos). La pragmática, que se nos define como estudio del contexto de una conversación o cualquier otro acto de comunicación, se encarga (por lo que he podido colegir, corríjanme si me equivoco) de relacionar los elementos puramente lingüísticos con el contexto cultural en el que éstos se desarrollan.

Es evidente que a la hora de enseñar una segunda lengua hay que tener consideraciones pragmáticas. Creo que es necesario decirle a una chica extranjera que el dependiente de la frutería no la está acosando si le dice "Toma el cambio, guapa", del mismo modo que es necesario que sepamos que si nos vamos a China y le estampamos dos besos a un amigo que nos presentan, pues nos mirarán raro. Son diferencias culturales ligadas al aprendizaje de la lengua de las que hay que ser consciente para un uso óptimo de la misma.

Pero es que hay quien se pasa tres pueblos. En la conferencia vimos, en resumen, que hay que enseñar a los estudiantes no hispanos que en los países hispanohablantes se llega media hora tarde a todas partes, somos todos maleducados e interrumpimos continuamente... Observen este ejercicio:

2. En un curso de español, un estudiante japonés reaccionó de este modo ante el enunciado:
—¿Sabes? Me he encontrado 20€ por la calle.
—¿Y adónde los has llevado?
Analiza su respuesta y cómo le explicarías cuál sería una respuesta adecuada en español.

En Japón la gente no acostumbra a coger dinero que se encuentran en la calle; aquí, especialmente con cantidades pequeñas, lo cogemos. A pesar de no haber datos estadísticos verificables, solemos dar por válida esta diferencia cultural. Pero este ejercicio dice que la respuesta japonesa no es "adecuada" en español, porque aquí no somos nada civilizados. Evidentemente, según la autora del material la respuesta adecuada a "Me he encontrado 20€" en español del bueno sería "Dámelos o te rajo".

Pero hay más, no se lo pierdan:

4. Dos italianos que aprenden ELE realizan una simulación en la que hablan por teléfono, y dicen:
A: Dígame.
B: Buenos días. Soy Mario. ¿Podría hablar con Pedro, por favor?
A: Sí, un momento.
¿Qué observación realizarías como profesor?

Según nos dijo la ponente, tendríamos que corregirle al alumno italiano porque está siendo demasiado educado. Ante eso sólo puedo decir: venga ya. Es directamente cruel y desalmado coger a un estudiante agradable, amable y educado para adaptarlo a un estereotipo vil y descortés que ni siquiera se corresponde con la realidad. Una cosa es advertir a los estudiantes de diferencias culturales reales y verificables (como los dos besos de saludo), pero otra cosa muy diferente es tergiversar y retorcer la misma manera de ser de una persona, como si efectivamente fuera exclusivamente el producto de su cultura.

Ahora es cuando debería despedirme hasta la próxima entrada (creo que va a ser una palabra rara, aunque también tengo ganas de actualizar Lost In Translation), pero como estoy escribiendo en español, pues sólo debería soltar un "Que os den", supongo. Si hace falta pasarse al japonés para despedirse con educación, pues じゃあ、またね。

31 mayo, 2007

Anosognosia


¡Toma palabro! Anosognosia: no saber que uno tiene un problema bien gordo.

La palabra de hoy es cortesía de Language Log, donde lo usan para referirse concretamente a las personas que se quejan de un error lingüístico que ellos mismos cometen, parafraseo, "a menudo en la misma frase en la que expresan su resentimiento". Aunque me temo que no tengo el libro a mano, me ha recordado a un fragmento de The Adventure of English, de Melvyn Bragg, en la que un autor que abogaba por erradicar las palabras de origen latino hacía buen uso de al menos media docena de raíces latinas en el puñado de oraciones que usó para emitir su queja.

Huelga decir que no había oído esta palabra en toda mi vida, y ya venía dispuesto a compartirla con ustedes como una gran invención sin saber que ya constaba en el DRAE. Me ha encantado, porque sinceramente, ¿quién no conoce a alguien que se queja de la misma exasperante costumbre con la que tortura a los demás? En mi propia anosognosia, ¿cuántas veces habré cometido los errores de traducción de los que luego me quejo aquí?

28 mayo, 2007

El español de Cuddy

Después de haber visto los hilarantes y al mismo tiempo desquiciantes vídeos de Ellen DeGeneres practicando español, sigamos con nuestra nueva sección en la que vemos cómo lidian los extranjeros con nuestro idioma. Con ustedes, Lisa Edelstein, alias Cuddy en House:




Es un fragmento del documental House Unplugged, emitido en Cuatro. La actriz que interpreta a uno de los personajes más serios de la serie resultó ser la que más marcha lleva en el estudio de grabación. Está claro que con tanta soltura se pueden contrarrestar los pequeños errores que se nos cuelan en el discurso. Incluso los estudiantes que no estén buscando marido podrán sentirse animados.

26 mayo, 2007

La adquisición (visual) del lenguaje

Según parece todos los medios del mundo han informado sobre el último estudio sobre la adquisición del lenguaje. La idea central es que cuando una persona pasa de hablar un idioma a otro, los bebés se dan cuenta incluso si no hay sonido, sólo mirándole la cara. Los bebés de familias monolingües pierden esta habilidad antes que los bilingües.

Para ver más detalles de este fascinante estudio, lo mejor es saltarse a los intermediarios y dirigirse directamente a la primera fuente. En este caso se trata de la University of British Columbia, patrocinadora del estudio, y la revista Science, que lo ha publicado. También es verdad que en sus respectivas páginas sólo consta la nota de prensa que la mayoría de los medios están rumiando en sus noticias, así que seguramente lo mejor será ver algunos de los datos concretos en Language Log.

21 mayo, 2007

Verborragia


Para referirme a gente que no para de hablar sin decir nada importante hasta ahora usaba la expresión "incontinencia verbal", que tiene su encanto, pero a partir de ahora voy a usar una única palabra: verborragia. Suena como una espeluznante enfermedad mezcla de "verborrea" y "hemorragia".

17 mayo, 2007

El español de Ellen

En Cuida Esa Lengua ya hemos documentado un intento de Ellen Degeneres por hablar español. No sé si este vídeo que les pongo a continuación es anterior o posterior al de su programa, pero el caso es que aquí tienen a Ellen en una clase de español:




Déjenme decir que siento gran admiración por el talento cómico de Ellen y cómo lo explota sin dejar de parecer una gran profesional o una buena persona (adelante, busquen una entrevista suya con el actor que más les guste; recomiendo la de Meryl Streep), pero con toda sinceridad, espero no coincidir con ella en clase. Siendo yo el profesor, por lo menos, porque mira que tiene paciencia la señora Peña: Ellen entra en clase de español con un alegre "Bonjoooooouuur!", instala su propia lámpara en la mesa, dice que "Ellen" en español es "Shakira", se come la comida de la profesora y, en resumen, hace que en comparación con esa clase la Revolución Francesa parezca una tertulia matutina.

Bien pensado, este programa por fuerza tiene que ser posterior al breve gag del que hablamos antes. No hay manera humana de que pudieran convencer a la señora Peña para volver a trabajar con Ellen después de este circo. Sólo de pensarlo le entrarían ganas de sacarse los ojos y ponerse dos guindillas (hermosa imagen procedente de Dragon Half). Aunque los espectadores salimos ganando.

He estado pensando que esto podría ser una sección nueva pertinente y muy agradable, una recopilación de testimonios en los que diversas celebridades extranjeras hablan español. ¿No creen? Si descubren algún documento como éstos, no duden en darme un chivatazo.

14 mayo, 2007

Reloj con palabras 0.5


Entre otras cosas (como las gimnastas que desafían todas las leyes de la física y sin lugar a dudas el reloj más hermoso de la historia), la fantástica página Geekologie nos enseña un reloj que da la hora con palabras, en lugar de con números.

Es gracioso, pero la verdad es que no me gusta mucho. Parece la versión beta del otro reloj con palabras, que tiene más estilo y además se puede poner en español. Pero seguro que éste es más barato. En cualquier caso, los dos modelos tienen el inconveniente de estar restringidos a la pared o a la sobremesa del hogar. Para fabricar un modelo reloj de pulsera, habría que escribir "son las cinco menos cuarto pasadas" en letra tamaño 4. O fabricar un reloj tan ancho que a uno le llegue hasta el codo.

13 mayo, 2007

Una mala recepción

Michelle Pfeiffer ha vuelto al cine después de una ausencia de cinco años, ¿y cómo la recibimos? Destrozando el título de su nueva peli, evidentemente. Eso es lo que hemos hecho por ella.

Cuando oigo I could never be your woman, me pregunto a qué se refieren. ¿No nos estarán destripando el final? ¿Quiere decir que ella nunca podrá estar con él o sólo que nunca se considerará propiedad suya?

Cuando oigo "El novio de mi madre", la película ha pasado del drama a la comedia y además ahora parece que la protagonista será la hija.

11 mayo, 2007

¿Cómo hablamos inglés?

Acabo de descubrir KanTalk, una página dedicada al aprendizaje del inglés hablado. Los usuarios pueden grabarse a sí mismos hablando el idioma que desean practicar y recibir comentarios (con suerte, supongo) sobre su acento. También organizan charlas online para poder discutir en vivo.

A primera vista, desde luego, parece un proyecto muy interesante y bien encaminado que puede ser de provecho a muchas personas. Incluso sin participar en las actividades que anuncian, me encanta oír los diferentes acentos de la gente e ir descubriendo qué sonidos le identifican a uno como británico y qué diptongos revelan que uno es del sur de Estados Unidos.

09 mayo, 2007

Ancilar


El sustantivo no parece tener muchas aplicaciones hoy en día, cuando no hay esclavas y las criadas, si las hay, reciben otros nombres, pero el adjetivo "ancilar" me parece una bonita forma de decir "auxiliar" o "subordinado". Según he visto en Google, es el uso que le dan los pocos que introducen la palabra en sus escritos. Hay veces en las que puede venir bien darle el cariz de esclavitud a una relación de subordinación, como al hablar de los anuncios que deberían someterse al programa televisivo (y no tener la misma duración).

Con la excepción de esta breve búsqueda en Google, nunca había visto la palabra castellana en su hábitat natural. La he descubierto a través del inglés ancillary, que viene a tener el mismo significado pero que además parece poder usarse también como sustantivo, para referirse por ejemplo a los cachivaches que se usan como apoyo en una clase, como un proyector o una presentación PowerPoint.

06 mayo, 2007

Dame diez razones

Chivatazo de Itziar:

Resulta que la última película de Morgan Freeman, "Dame 10 razones", se titula en inglés 10 Items or Less. Claro, es que el personaje de Paz Vega es cajera de supermercado, de ahí la referencia a la caja rápida (por la que sólo pasan los clientes con pocos productos, para no tener que quedarse atascados detrás de la típica señora con el carro lleno que se ha comprado todo lo que se estuviera quieto o incluso que se tambaleara un poco). No he visto la película, a decir verdad, pero tengo la sospecha de que esto de las 10 razones tiene menos sentido que lo de la cola rápida, que puede sugerir a primera vista un buen número de potenciales metáforas.

Para homenajear la crueldad con la que han fusilado el título original, vamos a citar nuestras 10 razones para traducir títulos "con cuidado", en lugar de "hasta las cejas de coca":

  1. Patinadoras
  2. Dueños de bar
  3. Traficantes de armas
  4. Morgan Freeman (y también esta entrada)
  5. Héroes
  6. Ratones
  7. Magos
  8. Niños
  9. Pilotos
  10. Asesinos en serie
Ése es nuestro top 10 de malas traducciones, con los enlaces a cada entrada patrocinados por el archivo de Cuida Esa Lengua. Pero ustedes espérenme hasta que pase el verano, a ver si para el curso que viene podemos montar un top 50.

03 mayo, 2007

Corrección preventiva

Cuando despotricamos sobre lo políticamente correcto, solemos descargar nuestras frustraciones sobre los medios de comunicación y los políticos. Sin embargo, el lenguaje políticamente correcto está en todas partes, donde menos lo esperamos, y a veces es de importación. Es el caso de Diez Negritos, la famosísima novela de Agatha Christie.

En inglés, según leo en Wikipedia, el libro se tituló originalmente Ten Little Niggers. Como ya sabrán, en inglés la palabra nigger (derivada del español "negro") es increíblemente ofensiva; ya lo debía ser por entonces, porque la novela pasó a llamarse Ten Little Indians o And Then There Were None. Al final ha cuajado este último.

Lo curioso es que este baile de títulos ha empezado a filtrarse también al español: junto al Diez Negritos original hay una edición llamada "Y no quedó ninguno". No creo recordar ninguna polémica sobre el título español, así que supongo que la única razón de su modificación es la imitación del inglés. Quizá sea una especie de corrección preventiva, si se me permite acuñar el término (y extender así esta entrada por tres de las cinco categorías del blog, ya de paso).

El caso es discutible por varias razones. Primero, habría que decidir si "negritos" es muy ofensivo para el público hispanohablante. Segundo, habría que decidir si una palabra ofensiva sigue siendo ofensiva cuando se escribió hace muchísimos años, cuando la carga semántica con toda probabilidad era diferente a la que tendría ahora.

Por último, también llama la atención que el nuevo título se está comiendo al primero. Aunque en la edición arriba mencionada los dos títulos comparten cartel, al parecer el videojuego sólo tiene la traducción del título inglés. Corrección depredadora.

01 mayo, 2007

El cerebro femenino

Leer el artículo que publicó Carmen Posadas en El Semanal de este domingo es como ver un estrepitoso accidente de coche a cámara lenta. Es una metáfora que ya he usado antes, perdonen las molestias.

Justo cuando parece que vamos a leer otro artículo inane sobre la guerra de sexos, va la autora y se estrella contra una farola lenta y dolorosamente. La joya viene al principio:

De hecho, utilizamos 20.000 palabras por día y los hombres, apenas 7.000. Hasta aquí todos los expertos están de acuerdo, pero...

Estimada señora Posadas:

No es que su afirmación de que "todos los expertos están de acuerdo" sea incorrecta. Es que, en realidad, ningún experto está de acuerdo. Ninguno.

Aunque Language Log es el mejor sitio para enterarse de la sinvergüenza de la doctora Brizendine, les haré un resumen de lo que a su vez se resume en el artículo que acabo de enlazar. No hay absolutamente ningún estudio en el que consten las cifras que esgrime Brizendine. Es más, los pocos estudios fiables que hay sobre el recuento de palabras masculinas y femeninas dicen que o bien los hombres y las mujeres usan el mismo número de palabras, o bien que son los hombres los que usan un número ligera e imperceptiblemente superior de palabras.

Ya es bastante triste que periodistas y articulistas que deberían tener una mínima costumbre de verificar sus datos se crean a pies juntillas las paparruchas discriminatorias de una doctora sensacionalista, pero es todavía más sangrante cuando tenemos en cuenta que en El País Semanal, como ya comentamos, informaron hace tres meses con total veracidad y rigor periodístico del fraude del libro El cerebro femenino. O sea, que tampoco había que organizar una investigación en toda regla. Bastaba con meterse en Google o leer a la competencia un fin de semana.

28 abril, 2007

La Casa de la Sintaxis

Hoy exhibo mis dotes fotoperiodísticas, cuyo máximo exponente es (como en este caso) conseguir fotografiar un edificio sin que salga movido.

Se trata de un edificio situado en Russell Square, en el centro de Londres. Si hacen clic en la imagen, verán que se llama Syntax House, la casa de la sintaxis. No me lo podía creer: ¿una casa entera para la sintaxis? ¿Sería como un lugar de reunión para una sociedad secreta, tipo el V.F.D. de Lemony Snicket? Ya me imagino a los agentes secretos de la sintaxis, reunidos alrededor de la chimenea debatiendo el papel de los adverbios.

Al volver a casa miré en Google y descubrí que se trata de una empresa de programas informáticos o algo así. La programación tiene su propia sintaxis, desde luego, pero aun así estoy algo decepcionado.

25 abril, 2007

Diccionario visual

El mundo de la lingüística no está restringido a los libros, ni muchísimo menos, por lo que aquí en Cuida Esa Lengua intentamos estar al tanto de la actualidad. Acabo de descubrir un tal Visual Thesaurus, una especie de diccionario de sinónimos representado visualmente.

No da ninguna información que no se pueda obtener de un diccionario corriente y moliente, y además para obtener la versión completa hay que pagar: teniendo en cuenta que hay diccionarios perfectamente válidos tanto en español como en inglés que están completamente disponibles gratis, será mejor guardar los dólares que piden estos señores para transacciones más provechosas. Pero bueno, la versión de prueba tiene su interés, para ver otra manera de mostrar lazos léxicos visualmente. Me recuerda a aquel juego de completar campos semánticos.

En realidad, a mí no me parece especialmente relevante eso de plasmar con un dibujo las relaciones entre las palabras de una lengua. Lo que sí me parecería brillante sería uno de estos diagramas mostrando las relaciones entre palabras de diferentes lenguas. Ya hemos hablado antes de que visualizar las lenguas no como unidades separadas, sino como sistemas conectados (cuando lo están, al menos) puede facilitar muchísimo el aprendizaje.

Un programa en el que pudiera introducir "penacho", por lo tanto, y ver que está emparentado con el italiano pennacchio, con el inglés panache y con el francés pennache sí que me llamaría la atención.

23 abril, 2007

Cuando los árboles no dejan ver el bosque

Como sabrán mis lectores, me gusta decir que la única manera que tiene uno de hacerse millonario traduciendo es atracar un banco mientras el ordenador pasa el corrector ortográfico. Podríamos decir que ésa es también la única manera de ver a un lingüista en las noticias, pero a veces la prensa nos da buenas ídem.

Esta vez El País Semanal nos ofrece (nos ofrecía, ayer domingo) una larga y fascinante entrevista con Ignacio Bosque, responsable del diccionario combinatorio Redes y de la nueva Gramática. Ninguna de las preguntas es la típica ofensiva sensacionalista sobre cómo hablan las mujeres vs. cómo hablan los hombres, o el lenguaje de las cacatúas, lo que es de agradecer.

16 abril, 2007

Gramática francesa: Ségolène sueña

Hace mucho que no recibo clases de francés, pero no hacen falta muchas para sorprenderse con la imaginación que le echa un corresponsal del Diario Vasco a su artículo, probablemente escrito en español pero con tal acento francés que bien podría llevar su propia boina (¡los estereotipos culturales son graciosos!). Vamos por partes. Las negritas son mías.

«los electores han perfectamente integrado»

En inglés y en francés no pasa nada, pero en español no se puede introducir nada entre un verbo y su auxiliar. Es chocante que algo tan agramatical se haya imprimido y publicado.

«No quiero desmovilizar diciendo que estoy confiada»

¿Qué?

«Se puede muy bien imaginar a los cuatro (Sarkozy, Royal, Bayrou y Le Pen) en un pañuelo y, a partir de ese momento, el orden de llegada es casi aleatorio»

Aquí hay dos cosas. Primero, el sintagma adverbial está estrepitosamente mal colocado, otra vez. Luego está el pañuelo, que probablemente habrá desconcertado a todo el público del periódico. En circunstancias normales yo me habría quedado tan perplejo como el que más, con el poco francés que sé, pero debido a una prodigiosa casualidad resulta que tengo cierta idea de lo que ha pasado. Resulta que en Language Log escribieron hace poco sobre la expresión francesa "dans un mouchoir de poche", que se está usando mucho precisamente para hablar de las elecciones francesas. De ahí que ahora los periódicos de todo el mundo, poco comprometidos con la práctica traductora, se hayan puesto espontáneamente a hablar de pañuelos franceses.

Incluso después de haber leído lo de Language Log seguía sin tener mucha idea de qué quería decir la dichosa expresión, así que me he puesto a buscar. Dice un artículo de fútbol que, en realidad, lo de estar todos en un pañuelo viene a querer decir que están en igualdad de condiciones. La verdad, no me parece tan intraducible como para tener a medio mundo pensando en pequeños cuadrados de tela.

¡Pero no hemos acabado!

«Eso no me ayuda. Pero es el precio de mi libertad», positivó antes de reclamar el voto femenino para escribir una nueva página de la historia de Francia.

Ésta sí que me ha pillado desprevenido. No tengo ni idea de dónde puede haber salido eso. "Positivar" es revelar una película, así que a no ser que la entrevista se realizara en un laboratorio cinematográfico no sé a qué se podrá referir. ¿No tendrá algo que ver con el francés "poser"? Si fuera así, me esperaría a Ségolène Royal posando, en lugar de llevando a cabo operaciones técnicas.

Para terminar, me hace gracia la última palabra del artículo. En algún momento de la entrevista Royal deja de "hablar con esperanza" (que es lo que supongo que querría decir el corresponsal) a quedarse sopa en la silla, porque "sueña".

04 abril, 2007

Apadrina una palabra

A los fans de nuestras categorías "Adopte una palabra" y "Renacimiento" les sonará de algo "Apadrina una palabra", una iniciativa de Escuela de Escritores para evitar que las palabras se extingan. Puede parecer hipócrita que me parezca mal algo tan parecido a lo que hago yo mismo, pero me arriesgaré.

Para empezar, no parece que esta iniciativa para conservar palabras tenga prevista ninguna manera de conservar palabras. Aquí en Cuida Esa Lengua suelo intentar imaginar el uso que se le puede dar al término que añado a "Renacimiento". Sin embargo, de lo que se ve en esta página no se deduce que los organizadores de este concurso de popularidad tengan pensado hacer algo para renovar el uso de las palabras que recojan. Yo sugiero usarlas.

Pero lo más importante es el apocalíptico discurso de siempre. Estoy seguro de que las acusaciones de que vivimos en una sociedad con "pobreza léxica" tendrían algún valor si no se repitieran en todas las épocas de la Historia y en todos los países de la Tierra, pero tal y como están las cosas a mí ya me va sonando cansino. Incluso El País recoge esa perspectiva en su noticia de hoy. Cuando yo sugiero usar una palabra desusada, como "pavitonto", es por el salero de sorprender al prójimo, por la excusa que supone para hablar de la lengua. Es divertido salirse un poco de lo normal y decir "pudibundo" en lugar de "mojigato", pero nada más. No hay un progreso cultural en ese acto.

Ya es bastante pesado que se acuse a cualquier lengua de ser pobre, pero ensañarse además con el léxico es peor todavía. La cantidad de palabras es el quién la tiene más grande de la lingüística. Pista: si se dedica a hablar de una lengua en cifras, es altamente improbable que sea un verdadero lingüista.

El primer problema con la cantinela del número de palabras es que en realidad no sabemos qué son las palabras. ¿"Mesa" y "mesas" son palabras distintas? ¿"Correr" y "corrió"? ¿Qué hay de "mesa" y "sobremesa"? ¿"Contar" y "contabilizar"?

Incluso sabiendo exactamente qué definición de "palabra" queremos usar, ¿cuáles "hay" en una lengua? Estas palabras obsolescentes como "pintiparado", ¿cuentan o no cuentan, si ya no se usan? Entonces, ¿cuáles se usan? ¿Y cómo las medimos?

El resultado es que, incluso poniéndonos de acuerdo y resolviendo todos estos problemas formales, aunque pudiéramos efectivamente obtener un número concreto de cuántas palabras usamos al día o conocemos en total... Ese número no significaría nada. No querría decir que el español es más o menos "avanzado" que el inglés. No querría decir que una persona es más lista que otra por saber más palabras.

El estudio del lenguaje es fascinante de por sí. No hace falta que nadie se invente grandilocuentes estudios para hacer como que nuestra lengua es rica y digna de ser estudiada: ya lo es de por sí, como todas las demás. No necesitamos competiciones númerico-quiméricas para animar un campo que ya tiene muchísimo material verdaderamente relevante.