12 noviembre, 2006

El hundimiento de Prestige

¡Cuánto tiempo! Desde que vi "Amigos con dinero" (Friends with money) había empezado a pensar que los títulos españoles de las películas empezarían a tener algo que ver con el original inglés. No se preocupen, era una ilusión confiada. Las distribuidoras están decididas a que Lost in Translation no se quede sin material.

En Cartelera anunciaron The Prestige ("El prestigio"), no confundir con "El ilusionista", una película que por otra parte tiene mucho ídem. También está el hecho de que el sonido de la palabra juega con "prestidigitador", y la peli va de magos. Pues nada, en castellano se llama "El truco final". Nooooo, no se podía dejar el original tranquilo, había que cambiarlo.

¿Pues saben qué? Si van a cambiarlo, yo propongo que se haga con fundamento. Yo digo que se llame EL TRUCO LETAL. Así, en mayúsculas. Ya puestos...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, a ver, los traductores también tendrán que comer, no? y tendrán derecho a su minuto de creatividad...

mireia dijo...

sangre sangre!

jajaja una cosa es creatividad y la otra pegarte una inventada de narices

namakemono dijo...

En realidad, los traductores siempre nos llevamos la culpa de estas cosas sin tenerla. Esto lo deciden en las productoras por sabe Dios qué motivo.

namakemono dijo...

He estado pensando que el cambio de título ha podido deberse a que la palabra "prestige" no trae muy buenos recuerdos a la mente de los españoles, especialmente los gallegos.