06 mayo, 2007

Dame diez razones

Chivatazo de Itziar:

Resulta que la última película de Morgan Freeman, "Dame 10 razones", se titula en inglés 10 Items or Less. Claro, es que el personaje de Paz Vega es cajera de supermercado, de ahí la referencia a la caja rápida (por la que sólo pasan los clientes con pocos productos, para no tener que quedarse atascados detrás de la típica señora con el carro lleno que se ha comprado todo lo que se estuviera quieto o incluso que se tambaleara un poco). No he visto la película, a decir verdad, pero tengo la sospecha de que esto de las 10 razones tiene menos sentido que lo de la cola rápida, que puede sugerir a primera vista un buen número de potenciales metáforas.

Para homenajear la crueldad con la que han fusilado el título original, vamos a citar nuestras 10 razones para traducir títulos "con cuidado", en lugar de "hasta las cejas de coca":

  1. Patinadoras
  2. Dueños de bar
  3. Traficantes de armas
  4. Morgan Freeman (y también esta entrada)
  5. Héroes
  6. Ratones
  7. Magos
  8. Niños
  9. Pilotos
  10. Asesinos en serie
Ése es nuestro top 10 de malas traducciones, con los enlaces a cada entrada patrocinados por el archivo de Cuida Esa Lengua. Pero ustedes espérenme hasta que pase el verano, a ver si para el curso que viene podemos montar un top 50.

5 comentarios:

Orfeo dijo...

realmente ¿es para que recomiendes tu blog?

Anónimo dijo...

El blog lo he recomendado yo que soy una amiga. Comprendo que mi visión no sea imparcial pero estoy convencida de que es recomendable. Te tienen que gustar las cuestiones del lenguaje, cierto, pero no engaña a nadie: se ve en el propio título.

Yudith dijo...

Martini!
Ya lo he vuelto a hacer, me he colado en tu blog y como lo prometido es deuda...aquí estoy, dejando mis huellas para que puedas reconcerme entre tantas letras.Me quedan mil cosas por leer todavía, pero ya sabes, dejando todo para el final de los tiempos.
"Dame diez razones" me ha hecho recordar las horas perdidas entre bocatas, patatas fritas, amigos azules y críticas cinematográficas. Un día de estos tenemos que volver a hacerlo,en el chino, el bocata o el comedor, da igual, pero hay que devolver a Eider a nuestro maravilloso mundo hispánico, jejeje.
Besos!

Anónimo dijo...

Tu web me parece estupenda, pero te equivocas al decir que lo títulos de las películas se traducen (y mal). Los títulos no se traducen.El traductor no tiene nada que ver en esto, es que ni siquiera le preguntan. Es la productora o distribuidora la que dice qué título tendrá la película basándose en cuestiones culturales o de marketing, no lingüísticas.

Mart dijo...

¡Gracias por los ánimos!

He de decir en mi defensa que ya estoy al corriente de que no son los traductores los que se encargan de los títulos de las pelis, y vaya si se nota. Ya echo la culpa a las distribuidoras aquí:

http://cuidaesalengua.blogspot.com/2006/11/el-hundimiento-de-prestige.html

Y aquí menciono también que nadie se encarga realmente del asunto:

http://cuidaesalengua.blogspot.com/2006/12/oferta-navidea.html

Pero eso y los criterios de marketing no quitan que sean "traducciones". Pésimas y descuidadas, desde luego, pero traducciones. Si la misma película tiene un nombre en inglés y otro en español, yo creo que se ha traducido, independientemente de la descarada irresponsabilidad con que se haya hecho.