19 junio, 2007

Pulverulento


El plato de hoy es una forma diferente de decir "en polvo" o "polvoriento".

Se van a creer que me tiro horas pasando las hojas del diccionario para ver qué palabra rara encuentro esta semana, pero les aseguro firmemente que todas y cada una de las palabras de la sección Renacimiento las he encontrado en su hábitat natural, siendo usadas sin trampa ni cartón. "Verborragia", por ejemplo, surgió en una de las conferencias del Instituto Cervantes. "Anosognosia" apareció en Language Log. La de hoy la descubrí en un manual de seguridad laboral que he estado traduciendo (y del que he aprendido que todo, todo prende fuego. Estoy por comprarme un extintor de bolsillo). No hace falta ponerse a buscar palabras raras e interesantes en un diccionario, aparecen por sí solas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo un compañero al que le acaba de arder el coche. Así como lo oyen ustedes. Y más que un coche era un cochazo. Empezó a salir un poco de humo, se pararon en el arcen y el coche prendió en llamas. Justo les dio tiempo de salir corriendo. El coche ardió por completo.

sandy dijo...

LAS PALABRAS


Se juntan articulan vocalizan
con garganta labios dientes
sonidos nasales aspirados fricativos
que dúctiles se prestan a todo
e igual arrullan que aplican tormento
y sirven para escribir le petit prince
o en la misma lengua guillotinar gente
y nada juzgan
son neutras y abúlicas
lo mismo que la rueda el hacha el fuego
tampoco gustan de tomar partido
las palabras.


(leí esto en la red -seleccion-de-poemas.blogspot.com- y me gustó, igual que tu página. Por eso te lo mando.)

Anónimo dijo...

Pulverulento es "en polvo", pero no es "polvoriento".

Polvoriento es cubierto de polvo, que es otra cosa.