21 diciembre, 2006

Supuestos abusos

Hay ciertas cosas que me sacan de mis casillas, como los energúmenos que deciden espontáneamente que las crujientes patatas fritas que llenan una ruidosa bolsa de plástico serán un maravilloso aperitivo para masticar con la boca abierta en el cine, pero sólo después de haberlas revuelto con energía y salero para encontrar esa patata que estaba al fondo de la bolsa y que sencillamente no se podía dejar para el final. "Una Verdad Incómoda" nunca había sido tan incómoda.

Otra cosa que no aguanto es que los medios ya no sepan cómo utilizar el comodín "supuesto". Aunque esto todavía no es Estados Unidos, donde su equivalente es alleged, todas las organizaciones con un mínimo de proyección pública tienen que cubrirse mucho las espaldas ante posibles demandas por libelo o difamación.

En realidad es algo bueno y positivo que la gente se lo piense dos veces antes de hablar, pero es que ése ha dejado de ser el caso. Veamos un ejemplo:

Marcos es el supuesto asesino de Margarita.

Esta frase es correcta. Todavía no sabemos si Marcos de verdad es un asesino o no, pero en el juicio lo han acusado formalmente y todo apunta a que lo van a condenar.

Marcos asesinó supuestamente a Margarita.

Esta frase, aunque fea de narices, también es correcta. Sería mejor decir "Supuestamente, Marcos..." o "Se supone que Marcos...", pero bueno, sigue siendo una hipótesis.

Marcos ha sido acusado del supuesto asesinato de Margarita.

Y ésta, por fin, es la frase que más se usa en todos los medios y que no me parece correcta en absoluto. Sea Marcos inocente o culpable, fuera Margarita asesinada o muriera de forma natural, el juez ha dicho: "Le acuso a usted de asesinato". Da igual que el asesinato sea supuesto o real, la acusación es real.

Quizá resulte más claro si lo comparamos con el ejemplo: "Lo ha tachado de imbécil". Aquí da igual que la persona en cuestión sea imbécil o no, ése no es el argumento de la frase. De igual modo, que nuestro Marcos haya sido acusado es un hecho irrefutable que ningún abogado puede cuestionar (de hecho, la presencia de abogados surge precisamente de la acusación).

Por desgracia, el "supuesto (fraude, crimen, etc.)" se ha convertido en un reflejo de locutores y presentadores de todas partes, hasta tal punto que al oír una noticia en la que no usan el término cuando no hace falta me embarga una sensación de paz. Como al ver una galería llena de gatitos.

3 comentarios:

namakemono dijo...

Es una consecuencia de la forma de hablar políticamente correcta de los medios. Ahora ni siquiera piensan antes de escribir.

Anónimo dijo...

Es que los medios supuestamente saben utilizar el lenguaje... pero no sé yo...

Anónimo dijo...

Para la prensa, hasta que uno no es condenado debe ser tratado como "presunto". No está mal, siempre que la suposición se adjudique al autor y no al hecho, como se viene haciendo últimamente y como se comenta en el artículo.

He oido a un locutor de la TV hablar de la persona "presuntamente apuñalada" cuando se le está viendo sangrar a borbotones por los cortes. Confunden la presunción de inocencia con la realidad de los hechos.

Hombre, también han solido decir que "el presunto asesino confesó el crimen". ¿Todavía presunto?