18 mayo, 2012

No censurar, no zaherir...



"Aprendí de Alejandro el gramático, el no censurar; no zaherir a quienes se les fue un barbarismo, un solecismo o cualquier viciosa pronunciación; sino anunciar con maña aquella única palabra que convenía proferir, bajo la forma de una respuesta, de una confirmación o de una deliberación sobre el fondo mismo, no sobre la forma, o por otro medio apropiado de hábil sugerencia."

Marco Aurelio, Meditaciones.

7 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Es un buen consejo. Antes me reía mucho de todo esto y lo censuraba. Últimamente estoy procurando proceder como se indica en esta entrada.

Por cierto, te propongo un intercambio de enlaces con el blog http://traduccionydoblaje.blogspot.com.es/ en el que señalo, como tú, este tipo de fallitos, pero con respecto a traducciones. De hecho, igual que tú, también tengo una sección llamada lost in translation. Gracias.

Gemma dijo...

Sí, es bueno tomárselo con más humor y menos acidez, hasta es mejor para la salud, jaja.
Encantada de intercambiar enlaces.
Gracias por el comentario.

La navaja en el ojo dijo...

Hecho. Saludos.

Rubén Crespo dijo...

Me encanta este pequeño gran blog. Gemma, haces que nunca pierda la importancia que tiene el lenguaje y sus significados en el análisis de la realidad social.

Esta cita que has rescatado es una verdadera joya. Muchas gracias. Sigue así querida amiga.

Rubén Crespo

Gemma dijo...

Gracias a ti, Rubén. ¡Con fans como tu da gusto!

Anónimo dijo...

No es un equilibrio sencillo ese de criticar sin zaherir. Petronio tenía que recurrir a la inteligencia para criticar a Nerón pero haciendo que su crítica pareciese un halago. En una de sus composiciones con la lira, Nerón le pidió opinión a Petronio tras haber sido adulado por todos los presentes. En ese equilibrio entre la verdad y salvar su cuello, Petronio dijo: "Lo puedes hacer mucho mejor". Y salvó el cuello... sin faltar a la verdad.

Gemma dijo...

¡Bien por Petronio! Ingenioso e inteligente. Le copio la fórmula.