02 enero, 2007

Babel (la película no)

El Diario Vasco informa sobre la creación del "globish", un idioma artifical creado específicamente para mejorar la comunicación de empresarios.

Entraría en más detalles, pero para eso pueden ustedes consultar las fuentes y, para qué engañarnos, al fin y al cabo ya nos sabemos de qué va el asunto: es algo así como el esperanto v1.5.

El hombre (en el sentido de "ser humano", el sentido de "hombre" que (como dice Terry Pratchett) suelen usar los hombres) siempre ha soñado con una solución utópica para el problema de los idiomas: que todos los seres humanos hablen el mismo idioma.

Nunca he podido entender ese sueño. Puestos a desear lo imposible, creo que lo mejor no sería que todos habláramos un único idioma universal, sino que todos conociéramos todos los idiomas del mundo. Sin duda habrá más gente que piense así, el tipo de gente que cuando oye a alguien hablar en un idioma completamente desconocido no piensa "Ojalá estuvieran hablando en español", sino "Ojalá supiera coreano".

Siguiendo esa idea, el esperanto y el globish me parecen una impresionante pérdida de tiempo. Cuando en la Tierra hay entre 3.000 y 6.000 lenguas naturales, ¿qué necesidad hay de inventarse una? Incluso si es necesario que haya un idioma universal, aunque como ya digo lo mejor sería potenciar el multilingüismo, ¿no debería ser una lengua natural? Se dice mucho de la hegemonía del inglés, pero hay una inmensa cantidad de gente que nace hablándolo. Sin duda eso debe diferenciarlo en algo de un pseudo-código morse que ha diseñado un señor en su casa.

(La página oficial, además, tiene la desfachatez de llamarlo "dialecto planetario". A no ser que el francés dialecte tenga una acepción distinta al término español, esa expresión es una contradicción total y una gran prueba de los conocimientos lingüísticos del señor Nerrière.)

Al final, es un asunto de prioridades: el tiempo y el esfuerzo que algunos ingenuos quieran dedicarle a un idioma artificial son dignos de mejor causa. ¿Que el globish sólo cuenta con 1.500 palabras? Seguro que les iría mucho mejor con 500 palabras de tres idiomas diferentes.

Actualización: Resulta que en Language Log ya estaban al corriente en abril del 2005. Su perspectiva es clara y contundente.

7 comentarios:

Toño dijo...

Me parece que no has pillado de qué va la cosa.
El globish no es una lengua artificial, sino un "inglés para pobres".
El esperanto tiene unos fines totalmente opuestos a lo que supones.
En fin, quizás sea bueno que eches un vistazo a este texto sobre ambos lenguajes, que, en definitiva, no sólo no tienen nada que ver sino que poseen objetivos contrarios.

Mart dijo...

He leído tu entrada de blog con mucho interés, y entiendo lo que quieres decir, pero ¿un "inglés capado" no sigue siendo un idioma artificial? Los que lo estudian globish no están realmente estudiando inglés, ¿no? Están estudiando un arreglo ajeno a la lengua propiamente dicha, por mucho contenido inglés que tenga.

A mí me parece la misma situación que unos actores españoles aprendiendo fonéticamente a recitar una obra de teatro en japonés. Aunque acaben diciendo el texto a la perfección, no creo que hayan aprendido japonés.

Ulo dijo...

Una web con mucha informasion sobre esperanto es: www.2-2.se.

Anónimo dijo...

De alguna manera, el globish ya existe. Es el inglés macarrónico que hablamos muchos cuando necesitamos entendernos por ahi. Un fenómeno parecido podría ser el spanglish.

Mart dijo...

El spanglish es objeto de estudio de la sociolingüística, que se ocupa de la diglosia, aunque supongo que en ciertos aspectos podría interesar a un dialectólogo.

Habiendo leído el artículo de Language Log, me doy cuenta de que el globish no es realmente el objeto de estudio de nadie, ni siquiera del señor Nerrière, que por lo que se ve en LL a fin de cuentas no ha hecho nada en absoluto.

Toño dijo...

Mart, la clave está en la palabra "artificial". Todas las lenguas lo son, obviamente. El esperanto puede definirse mejor como "planificado". O incluso podría decirse que "más planificado que los demás", ya que todos los idiomas literarios (no las hablas o los dialectos) tienen ciertos grados de planificación.

El "globish" es sólo una cuestión de "marketing" (¿o debería decir mercadeo o mercadotecnia?: aquí está de nuevo la planificación), que pasará pronto.

Un saludo,
Toño

Maitena dijo...

Los fans esperamos con ansiedad una nueva entrada. Como esperábamos la nueva temporada de House, vaya.