23 octubre, 2006

El peor curso de la historia

He de admitir que extraigo un entretenimiento malsano de los anuncios de la teletienda. Pero antes de que se rían, déjenme aclarar que me refiero únicamente a los anuncios de teletienda "de verdad", los más Kitsch (por cierto, al parecer debe ir con mayúscula además de en cursiva; no tenía ni idea): tiene que haber dos presentadores encantados de conocerse y dispuestos a fingir entusiasmo por cualquier cosa, y tiene que demostrarse en pantalla que el objeto que pretenden vendernos hace miles de cosas diferentes, posiblemente a la vez. O sea, que al final hay muy pocos programas de estos lo bastante cómicos para que merezcan la pena. La mayoría son engañabobos que no hacen sino desestimarnos, con el énfasis en "timarnos".

Lo de arriba lo he elaborado para que aquí, en este nuevo e inmaculado párrafo, pueda decir "eso es más o menos lo que pasa con nuestro producto de hoy". Hoy mismo, en el diario El Correo he encontrado un anuncio para un curso de CCC: se llama "¡El inglés con mil palabras!". Es posiblemente el peor curso de idiomas que he tenido el dudoso placer de ver anunciado.

En serio, miren la página, por favor, no tomen mi palabra. Este curso se vanagloria de su abismal calidad didáctica. Ni siquiera sé por dónde empezar. No, esperen, sí que sé. Creo que hasta puedo enumerar los detalles.

1) "Está demostrado que más del 85% del inglés que hablamos lo forman solo 1000 palabras." No cita fuentes, para empezar, con lo que tan rotunda afirmación tiene el mismo valor que un cuento de hadas. Un cuento de hadas ficticio.

2) "¡Sin tener que memorizar toda la gramática!" Oh, genial, vaya fiesta. Vamos a ser unos comunicadores natos sin gramática. De hecho, voy a dar una conferencia sobre el tema en hindú ayudado exclusivamente por un diccionario. Luego pilotaré un avión después de haber memorizado solamente las piezas mecánicas que lo componen. Fijo que me saco la licencia de vuelo enseguida.

3) "En los EEUU, por ejemplo, muchos latinos, gracias a este método, se han integrado en la vida americana y ahora trabajan, leen, conversan... e incluso ven la televisión en inglés." Creo que ésta habla por sí misma. Los latinos que viven en EE.UU., y trabajan allí, y se relacionan allí, han aprendido inglés gracias a estas mil palabras. Y ahora es cuando pueden despertar a la realidad anglófona de su alrededor y encender la tele. No, en serio, además de leer ven la tele. El súmmum de la competencia lingüística.

4) "Famoso método del profesor Mauer". Tan famoso, que no tiene entrada en Wikipedia. No digo que Wikipedia sea el referente mundial de la existencia, pero hasta los Lunnis tienen una entrada en esa página. Google tampoco se hace mucha idea. Creo que el profesor Mauer ha surgido del mismo "frío" que el investigador que descubrió lo de las mil palabras.

Ya sé que las ideas preconcebidas sobre el lenguaje abundan en todas partes. Solamente la idea de "cada día se usan X palabras" ya tiene docenas de variedades, con un número que varía salvajemente de una fuente a otra. La diferencia es que con cursos como estos hay gente sacando dinero del asunto, y en este caso en concreto ni siquiera se han esforzado en darle una pátina de credibilidad al negocio. ¡Es que nos ofrecen aprender una lista de vocabulario, orgullosos de no enseñar gramática, y prometen resultados apabullantes!

Lo único que puedo hacer es advertirlos. Y chivarme a Language Log, para empezar.

3 comentarios:

Tsic1 Mireia dijo...

lo mejor del anuncio es el tono del q abla , en ingles como si hubiera aprendido español con 1000 palabras xD

mireia a la espera dijo...

oye martin.. llamame...

Anónimo dijo...

Pues siento, discrepar contigo . Yo hice el curso de Ingles y no me arrepiento para nada . Sí lo haces en serio aprendes un montón . Y los profesores te ayudan en todo lo que pueden.